sábado, 24 de mayo de 2008

Los Pingüinos Emperador: Todo por sus crias



Los pingüinos emperador recorren 90 km "tierra" adentro hasta el lugar de cría, lugar de encuentro de cientos de ellos. Siguen exactamente el mismo camino que sus antecesores para llegar hasta el territorio de reproducción. El viaje comienza en marzo o abril (fines de verano austral), con las extremas temperaturas de 40º bajo cero. Una vez en el lugar de cría, buscan pareja (como otros pingüinos son monógamos para dar más seguridad a la progenie), realizando exhibiciones, levantando las alas o inclinándose. En mayo o junio (invierno austral) la hembra pondrá un huevo de aproximadamente 450 gramos. Este es el momento en el que la hembra pasa el huevo cuidadosamente con las patas al macho; si el huevo tocara unos segundos el hielo sería mortal para él. Una vez que el macho tiene el huevo en su bolsa abdominal, la hembra inicia otro largo viaje hacia el mar en busca de comida.
Los machos forman compactas agrupaciones en las que se turnan del interior al exterior de la formación y viceversa. Así sobreviven al frío y a los fuertes vientos de hasta 200 km/hora. La incubación dura de 62 a 64 días. Si la cría nace antes del retorno de su madre, su padre la alimentará con una sustancia lechosa que segrega una glándula del esófago. Después de 2 meses, ella regresa y encontrará a su pareja distinguiendo su llamada de la de cientos de pingüinos. Regurgitará la comida y alimentará a la cría. Es entonces el turno del macho para ir de nuevo a buscar comida al mar. Después de unas semanas regresará y los dos cuidarán de la cría. Si este ciclo se interrumpe en algún punto debido a la muerte de un progenitor la cría perece sin remedio.
Una vez sea independiente, formará pequeños grupos con las demás crías imitando el comportamiento de los adultos. Es aquí cuando son vulnerables a los ataques de aves de rapiña, por lo cual los adultos se esmeran por mantenerlos en grupos y enseñarles lo más rápidamente a nadar. En diciembre, ya serán grandes y comenzarán el viaje hacia el mar. Hasta los 5 años no se reproducirá.
Se tardan, prácticamente, toda una vida para encontrar a su pareja con la cual reproducirse. Debido a que estas aves son especialmente monógamas, se profesan un amor incondicional y prácticamente eterno, ya que luego de su reproducción siguen juntos hasta las siguientes épocas de cría.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

pinguinos lo mas

Anónimo dijo...

pero yo quiero saber por en la tarea me dicen ¿como se organiza los puinguinos emperadorespara cuidar a su cria?